Comienzan en Aysén los Diálogos en Movimiento

0

El manifiesto de la Unesco sobre la biblioteca pública data de 1994 y pone a la lectura en el centro del «acceso a la libertad, la prosperidad y el desarrollo de la sociedad». Por esos mismos años, la profesora Magdalena Rosas creaba con su equipo el primer Bibliobús regional que recorre la región hasta nuestros días cargado de libros para que niños y niñas de todo el territorio accedan a la lectura.

Hoy, como escritora, Magdalena abre en la región los Diálogos en Movimiento del Ministerio de las culturas, las Artes y el Patrimonio, programa de lectura compartida y mediada en que estudiantes de un establecimiento regional conversan, vía Zoom dada la pandemia, con una escritora o escritor.

Magdalena Rosas abrió la temporada 2020 de los Diálogos en Movimiento conversando con estudiantes de la Escuela de Mañihuales acerca de su libro Pelusa ha muerto.

La Seremi de las Culturas Aysen, Margarita Ossa, participó del diálogo y relevó la importancia de este programa, que forma parte del Plan Nacional de la Lectura y que sustenta la campaña Aquí se lee, y dijo que «leer debe estar al centro de la actividad humana. Estos diálogos lo demuestran, pues despiertas el interés de los estudiantes en contacto con el creador o creadora de esas historias en los que luego ellos se sumergen. Leer sirve para muchas cosas; para informarse, aprender, conocer, entretenerse. Y este año, a pesar de la pandemia, quisimos hacer el esfuerzo de llegar a través de la tecnología a las localidades, pues otros años hemos podido estar con escrituras y escritores de forma presencial».

Magdalena Rosas dijo que «me sorprendió la actividad de ayer porque yo llevo 30 años yendo a Mañihuales, cuando era camino de tierra. Yo entré por Mañihuales la primera vez en el año 84-85. Y me sorprendió que se pudieran conectar. Eso habla bien del sistema».

Acerca de la experiencia de mediación lectora, añade que «fue superlindo, me encantó la experiencia como muy motivadora, muy significativa, superimportante hacer estos espacios. Que no se termine esta necesidad de trabajar con las zonas aisladas porque a través de las redes se pueden hacer cosas preciosas. Me encantó poder estar con los niños, me encantó intercambiar las preguntas de ellos y las sensaciones de ellos. Fue un resultado, me siento supercontenta de la actividad».

Tras dialogar con los estudiantes de Mañihuales, esta profesora, música y escritora reflexiona: «Sin lectura no hay mundo. La lectura abre los horizontes, nos permite ver cosas que no vemos, entender realidades que no imaginamos, nos permite pensar con el otro, soñar; ampliar las capacidades, y eso es clave en el minuto de poder tener una posición en el mundo, una postura en la vida, una reflexión respecto a lo que me toca vivir. Para eso trabajamos en los 90, además, creando bibliotecas en toda la región».

Miguel Muñoz, Marcela Stormesan y Julián Vásquez son los otros participantes de la versión 2020 de los Diálogos en Movimiento en la Región de Aysén, los que trabajarán con educadoras de párvulos de JUNJI.

«Vivir sin leer es como vivir sin comer y eso ojalá la gente lo creyera, porque si tú eres bueno para leer te cambia la vida y las redes sociales hoy nos han ido amputando esa capacidad y es peligroso, es grave, porque nos obligan a pensar como ellos quieren y no como nosotros queramos», cierra Magdalena.

Share.

About Author

Leave A Reply